Cómo planear un funeral


La planificación de un funeral debe realizarse con anticipación para poder elegir el paquete funerario más acorde a sus necesidades y expectativas sin que los componentes emocionales lo limiten.

Por eso aquí le brindaremos información para que pueda planificar el funeral atendiendo a sus diversos aspectos.

 

1. Comunique la defunción

2. Piense en la ceremonia funeraria

3. Analice distintos presupuestos

4. Asigne a un responsable de los gastos

5. Organice los detalles de la ceremonia

6. Planifique el traslado de la familia

7. Decida la publicación de un obituario

8. Piense en una reunión conmemorativa

 

 

COMUNIQUE LA DEFUNCIÓN

El primer paso para poder planear la ceremonia funeraria es comunicar a las autoridades competentes y amigos sobre la muerte de su familiar.

 

Comunique a las autoridades sanitarias sobre este fallecimiento para que el médico le brinde el certificado médico de defunción. En caso de que la muerte se haya producido en el hospital público, geriátrico o sanatorio será el médico interviniente quien corroborará esta defunción. Recuerde que este documento será obligatorio para registrar la muerte en los organismos estatales competentes. En caso de que su familiar posea un plan funerario deberá llamar a la empresa aseguradora para que le asignen la funeraria más cercana a su domicilio. Si su ser querido no poseía este plan, deberá comunicarse con la casa funeraria que usted prefiera para continuar con los trámites correspondientes a su sepultura. Por último, notifique a los familiares y amigos sobre el fallecimiento. Piense no sólo en los amigos y familiares cercanos sino en aquellos que deben viajar largas distancias para asistir al funeral.

 

PIENSE EN LA CEREMONIA FUNERARIA

Aunque suele ser una tarea abrumadora, es momento de que decida qué tipo de funeral desea realizar. 

 

En momentos de tanto dolor puede ser muy difícil pensar qué tipo de ceremonia le gustaría organizar para su ser querido. No dude en aceptar la ayuda de sus familiares más cercanos para decidir sobre los servicios que contratará. Piense si desea un funeral tradicional o una ceremonia en armonía con sus creencias religiosas para así determinar el tipo de sepultura, si se desarrollará en una funeraria o lugar de culto, si la funeraria es lo suficientemente grande como para que las personas invitadas puedan sentirse cómodos, si elegirá el entierro o la cremación del cuerpo, si desea la visita de amigos y familiares del difunto o bien si será una despedida íntima. Estas decisiones influirán en el costo final del servicio por lo que es primordial que piense qué gastos son realmente necesarios para esta despedida y cuáles son los costos que le harían incurrir inútilmente en pagos excesivos.  


DISTINTOS PRESUPUESTOS

Cuando ya haya decidido el tipo de ceremonia que desea para su ser querido, analice distintos presupuestos.



Solicite la lista de precios que contiene la descripción de los productos y considere cuáles de ellos serán necesarios teniendo en cuenta su presupuesto para esta despedida. A partir de la recolección de presupuestos de diversas funerarias, compare los precios de acuerdo al servicio fúnebre que usted desea realizar haciendo una relación costo-calidad del servicio. Recuerde que es importante elegir la funeraria que mejor satisfaga sus necesidades por lo que le sugerimos que pida a sus amigos de confianza o familiares cercanos que lo ayuden a seleccionar cuál es la funeraria que brinda un servicio acorde a sus expectativas y presupuesto. Cuando haya tomado esta decisión, llame a la funeraria que se encargará de los servicios para coordinar con el director funerario cuáles son sus deseos en este funeral y qué productos y/o servicios contratará. Solicite el presupuesto total de este paquete.


ASIGNE A UN RESPONSABLE DE LOS GASTOS

Cuando ya haya elegido a la funeraria, asigne a un familiar como responsable de los gastos funerarios.


Las tareas implicadas en la organización de un funeral pueden ser múltiples por lo que es primordial distribuir las tareas primordiales entre los integrantes más cercanos de la familia. En este sentido, un miembro de la familia debe encargarse de pagar los servicios mientras usted asume otras responsabilidades como, por ejemplo, llamar a los familiares que asistirán a la ceremonia. Recuerde que no se requiere comprar el ataúd o la urna más elegante para demostrar su cariño por el ser querido fallecido. Al estar usted envuelto en intensas emociones es posible que realice gastos excesivos en la organización de la ceremonia por lo que la ayuda de un amigo o familiar le permitirá mantener la misma inteligencia comercial que aplica en otras compras analizando si realmente es necesario pagar costos elevados para la despedida.


ORGANICE LOS DETALLES DE LA CEREMONIA

Junto con el Director Funerario y sus familiares más cercanos, ultime los detalles que harán de esta ceremonia un momento único.


En primer lugar, piense cuál será el horario del funeral. El horario elegido debe ser acorde a las necesidades de amigos y familiares que trabajan tanto de día como de noche para que todos lo que lo deseen puedan asistir a esta última despedida. Por otro lado, elija los arreglos florales para el funeral. Considere el asesoramiento de familiares y amigos para seleccionar este artículo decorativo y recuerde los gustos personales de la persona que ha fallecido. Un momento muy importante es el momento de pronunciar un discurso de despedida por lo que le sugerimos que reflexione sobre quién será esa persona que brinde un último reconocimiento a la persona fallecida o bien si prefiere realizar un video con palabras de despedida. Este momento especial puede ser acompañado por canciones musicales favoritas del difunto, temas instrumentales que brinden armonía a la sala velatoria o bien dejar a criterio de la funeraria esta selección. Por último, piense en maneras de recordar la historia del difunto mientras se desarrolla esta ceremonia. Una excelente posibilidad es la creación de un álbum de fotos para recordar anécdotas y bellos momentos compartidos con amigos y familiares. También puede recordar los momentos profesionales y personales más importantes del difunto.



PLANIFIQUE EL TRASLADO DE LA FAMILIA

Al elegir a la funeraria encargada de esta despedida también debe pensar en el modo de traslado de la familia hasta el cementerio.


Se recomienda pensar en una funeraria cuya ubicación sea cómoda para los asistentes de la ceremonia por lo que deberá priorizar una casa funeraria que no se encuentre alejada de las principales vías de acceso a la ciudad y que posea medios de transportes cercanos en caso de que quienes concurran no tengan vehículo para trasladarse hasta allí. Por otro lado, debe considerar cómo será el traslado de los asistentes desde la funeraria hacia el cementerio. Los amigos y familiares pueden ser los encargados de este traslado utilizando sus autos como medio de transporte o bien puede contratar los vehículos de la funeraria preparados para tal fin en caso de que los autos de los familiares no sean suficientes. 



DECIDA LA PUBLICACIÓN DE UN OBITUARIO

Piense si publicará la muerte de su ser querido en el obituario de un periódico de alcance local o nacional.


Escribir un obituario no sólo es una manera de honrar la vida de su ser querido sino también un modo de anunciar públicamente su muerte a las personas que han perdido contacto con él sin que usted tenga un modo de comunicarse con ellos. De esta manera, amigos de su infancia, vecinos, viejos compañeros de trabajo, etc. podrán conocer sobre su lamentable fallecimiento. En caso de escribir un obituario reflexione sobre el diario donde colocará esta esquela, es decir, si será local, regional o a través de Internet y cuáles serán las palabras que deseará volcar en este escrito. Muchas funerarias incluyen la publicación de un obituario básico en sus servicios. En caso de que posea este servicio, consulte a la funeraria cuál es el límite de palabras que podrá escribir y cuánto le costará cada palabra adicional.



PIENSE EN UNA REUNIÓN CONMEMORATIVA

Considere si realizará otra reunión conmemorativa además del funeral.


Este servicio conmemorativo puede ser ya sea personalmente a través de una reunión donde se celebre la vida del ser querido fallecido o bien pueden contratarse los servicios conmemorativos online que le brindan la oportunidad de honrar al difunto sin importar la distancia ni el horario. Amigos y familiares podrán ingresar a la página web especialmente diseñada para ellos pudiendo encender una vela, subir preciadas fotos con el difunto o recordar la canción favorita de su ser amado en cualquier momento del día y lugar. En caso de preferir la organización de una reunión, designe adecuadamente el día y el sitio donde realizará esta convocatoria que recordará por última vez la vida de la persona fallecida. Piense en un lugar que sea acogedor y cómodo para los asistentes de la reunión así como no olvide planificar la comida y bebida necesaria para este evento una vez confirmado el número de asistentes.

En momentos de tanto dolor y conmoción, organizar el funeral de un ser amado resulta una tarea muy compleja en donde es necesario atravesar una multiplicidad de pasos. No dude en aceptar la valiosa ayuda de sus seres queridos más cercanos para organizar una ceremonia acorde a los deseos y expectativas de la familia.