China ofrece dinero para enterrar a los difuntos en el mar


Con una falta de espacio cada vez más acuciante, las autoridades de China decidieron duplicar el incentivo económico a las familias que entierren a sus difuntos en el mar.

Los entierros en el mar, una opción frente a la falta de espacio

 

Las autoridades duplicaron el monto brindado a las familias por enterrar a sus difuntos en el mar.

 

Con una población de más de mil 300 millones de habitantes y una gran tasa de envejecimiento, China tiene un grave problema: la falta de espacio para el entierro de sus difuntos se enfrenta a una milenaria tradición funeraria que dicta que la sepultura de los seres queridos fallecidos debe hacerse en la tierra junto a sus amados antepasados entonces ¿cómo podrán hacer para que sus ciudadanos elijan el entierro en el mar? Desde hace ya 20 años, China ha decidido incentivar este tipo de entierro. Sin embargo, este año el gobierno busca impulsar definitivamente esta sepultura duplicando el incentivo económico brindado a las familias que se deciden por este entierro marítimo: de los 2.000 yuanes (320 dólares) que se venían abonando se incrementó el monto a los 4.000 yuanes (640 dólares).

Además el gobierno de Beijing ofrece gratuitamente a sus ciudadanos un barco para transportar hasta 500 personas para que puedan dar el último adiós a sus familiares y esparcir sus cenizas en el mar. Es que la muerte se ha convertido en un tema de Estado. Al rápido envejecimiento de la población se le añade la intensa campaña contra los consumos ostentosos liderada por el presidente Xi Jinping. Entre estos consumos, se incluyen los servicios funerarios por lo que no sólo se les ha exigido a los funcionarios que den el ejemplo a los ciudadanos poniendo fin a las costosas ceremonias de despedida de los difuntos sino que también ha brindado duras críticas hacia la industria funeraria asiática debido a sus precios excesivos y sus estándares de calidad dudosos. 

Para conocer más sobre el hacinamiento en los camposantos chinos sólo basta recordar el mega-proyecto del cementerio flotante llamado “La eternidad flotante” que albergaría nada más ni nada menos que 370.000 nichos mientras permanecería anclado en la costa de Hong Kong. Puedes leer más sobre él en este artículo “La construcción de un cementerio flotante en China”.

 

¿Cómo reaccionaron los ciudadanos ante esta iniciativa?

 

Beijing y Shanghai son dos de las ciudades que están liderando el incentivo de los entierros marítimos.

 

La tradición china sostiene que los cadáveres deben ser depositados en la tierra al lado de sus antepasados para que las familias puedan ir a visitar sus tumbas en el Día de los Difuntos por lo que esta iniciativa marítima no ha tenido mayores repercusiones entre los ciudadanos chinos. Sin embargo, no se trata de la primera vez que el gobierno busca promocionar los maravillosos beneficios de sepultar a los difuntos en el mar. Beijing es un claro ejemplo de ello. Durante más de 20 años ha estado promoviendo estos entierros pero sus cifras no son muy alentadoras: sólo 11 mil personas fueron enterradas en las costas de China durante estas dos décadas. 

Sin embargo, esperan que esta tendencia tenga mejores resultados durante el 2015 ya que Beijing, una ciudad con 20 millones de habitantes, tiene sólo 33 cementerios generando un profundo hacinamiento y sobrevaluación de las parcelas de los camposantos en donde una fosa de un metro cuadrado puede costar hasta más caro que cualquier casa de la ciudad. A esta iniciativa se suma la ciudad de Shanghai quien, a través de los medios de comunicación oficiales, ha buscado convencer a sus ciudadanos respecto a los entierros marítimos como un modo no sólo de aliviar el hacinamiento en los cementerios sino también de ahorrar grandes sumas de dinero. Parece que tan sólo queda esperar para que lentamente la población decida abandonar las costosas sepulturas en tierra para finalmente brindar una despedida en las extensas costas de China.