Dos hombres salieron de paseo con el cadáver de su amigo


Se trata de dos estadounidenses que fueron acusados de robo de identidad y abuso de cadáver.

Una última salida para despedir al muerto

Mark Robinson, de 25 años, y Robert Young, de 43,  fueron a la casa de su amigo Jeffrey Jarrett en Denver, Colorado, pero cuando llegaron al lugar se encontraron con una noticia inesperada: su amigo de 43 años estaba muerto. Lejos de llamar a la policía para que realizara las investigaciones correspondientes los amigos de Jeffrey decidieron llevarse el cadáver en el auto de Mark.

El muerto pagó los gastos

No sólo Mark y Robert se llevaron a su amigo muerto de paseo sino que también utilizaron su tarjeta de crédito para pagar los gastos. Ambos fueron a cenar al restaurante Teddy’s y a tomar unas copas a un bar mientras el cadáver permanecía en el asiento trasero del auto.

Luego de varias horas, los amigos de Jeffrey volvieron hasta la casa de su amigo y colocaron el cuerpo del joven en la cama.  Pero esto no fue todo. Mark y Robert volvieron a salir con la tarjeta de crédito de su amigo y compraron más comida, llenaron el tanque del auto, sacaron 400 dólares del cajero automático y permanecieron en un bar observando a bellas mujeres haciendo striptease.

Finalmente llamaron a la policía

Cuando el bar cerró, Mark y Robert volvieron a la casa de su amigo y decidieron llamar a la policía. Si bien los jóvenes están descartados como los autores del crimen, están en libertad bajo fianza y acusados por robo de identidad y abuso de cadáver. Para amigos como estos mejor quedarse solo.