El gato Oscar anunciaba la muerte de los ancianos


Su historia salió en diversos medios de comunicación hace ya un tiempo. Sin embargo, el gato Oscar ha dejado de ocupar los titulares de prensa para convertir su particular instinto en un libro.

La llegada del gato Oscar al geriátrico

La noticia se dio a conocer en el año 2007 cuando el médico David Dosa difundió la información sobre la capacidad de Oscar en una publicación en el New England Journal of Medicine. Como tantos otros gatos que viven en este lugar, Oscar fue adoptado por la residencia para ancianos “Steere House” en Rhode Island, Estados Unidos, luego de encontrarlo abandonado en la calle ya que se considera que su presencia es beneficiosa para los enfermos. La mascota se fue a vivir a la tercera planta donde están los enfermos con demencia terminal. Sin embargo, un instinto muy particular lo diferencia del resto de los animales de su misma raza. Desde que ya era un cachorro, Oscar era capaz de detectar cuando uno de los adultos mayores que allí residía estaba cerca de su muerte.

El instinto del gato Oscar

Diversos testimonios de doctores y pacientes de la clínica han confirmado que Oscar deambulaba por las diferentes habitaciones sin quedarse mucho tiempo con ninguno con excepción de los moribundos. Cuando llegaba a ellos, trepaba a la cama del paciente, ronroneaba y se acurrucaba junto a él acompañándolo en los últimos momentos de su vida. Se estima que este felino ha logrado predecir al menos la muerte de 50 pacientes pocas horas antes de que estos fallecieran debido a su demencia senil.

Argumentos científicos sobre estas predicciones

Hasta el momento no se ha logrado establecer un argumento científico sobre por qué Oscar lograba detectar esta pronta muerte. Sin embargo, se estima que los gatos pueden percibir el olor de las células que mueren. Este feromona u olor cuando las células del cuerpo comienzan a degenerarse permite que el olfato de un gato pueda detectarlo mientras que los humanos no podemos reconocerlo.

Un libro sobre el “gato de la muerte”

La historia de Óscar ha tenido tal repercusión en la sociedad que el Doctor David Dosa, médico geriatra que trabaja en la residencia “Steere House”, ha decidido publicar el libro “Haciendo rondas con Oscar: el gato del don extraordinario”. Allí Dosa aclara que su libro no busca establecer una investigación científica sobre las causas de este fenómeno sino que se ha interesado por el lado humano contando por qué este gato es importante para los familiares y especialistas tratando de mitigar la mala imagen que muchos centros de este tipo presentan frente a la sociedad.

La muerte del gato Oscar

De acuerdo a las grabaciones de las cámaras de seguridad del centro de residencia, el 11 de marzo de 2012  a las 17:54 horas Óscar paseaba cerca de la zona de recepción cuando se desplomó. Esto sucedió siete segundos después de que por megafonía se difundiese el siguiente mensaje: “Doctor Montes, acuda a Urgencias”. La autopsia realizada al felino determina que Oscar ha muerto debido a un cuadro repentino de estrés. Es decir, si comparamos con términos humanos, ha padecido una fuerte carga laboral cuya presión no había podido resistir.