El perro Hachiko, la mascota que esperó a su amo hasta la muerte


Te contamos la increíble historia de este perro que esperaba cada día a su amo aún luego de su muerte.

El perro Hachiko acompañaba cada día a su amo

Hachiko tenía tan sólo dos meses de edad cuando fue enviado a la casa del profesor del departamento de Agricultura de la Universidad de Tokio Dr. Eisaburo Ueno. Como cada día, este hombre nacido en Japón en 1871 salía a trabajar a la mañana mientras su perro, Hachiko, lo acompañaba cada mañana a la estación de tren Shibuya y lo esperaba todas las tardes a las 4 pm en un punto cercano cuando Uebo regresaba de dar clases.

El perro Hachiko esperaba su llegada en la estación

Sin embargo, una tarde todo cambió. Durante la mañana del 21 de mayo 1925, el doctor Ueno sufrió un ataque cardíaco y murió al instante. Hachiko esa tarde regresó a la casa que tantos años había compartido con el profesor y al día siguiente fue a la estación de tren para esperar que el profesor regresara.

Finalmente Hachiko fue llevado a la casa de familiares o amigos pero no dejó de ir cada día a buscar a su amo como si no quisiera saber la realidad. Cada día seguía yendo a la plataforma del tren a su buscar a su entrañable amigo hasta que finalmente murió frente a la estación en 1935, diez años después que su amo.

El perro Hachiko causó furor en el mundo

La fidelidad y amor de Hachiko a su amo generó una gran revolución en Japón. La estación de tren de Shibuya instaló una estatua de bronce de este perro de raza Akita en el punto exacto donde esperaba cada día al profesor. También se realizó un monumento de este perro fiel al lado de la tumba de Ueno en el cementerio de Aoyama en Tokio.

Por otro lado, los restos disecados de Hachiko se conservan en el Museo Nacional de Ciencia de Japón mientras que cada 8 de abril los amantes de los perros honran la memoria y fidelidad de Hachiko reuniéndose en la estación de tren de Shibuya que cada día lo veía esperar a su querido amigo.

El perro Hachiko en el cine

Hachiko fue el protagonista de la película de 1987 “Hachiko Monogatari”  dirigida por Seijiro Kojama. Este film cuenta la historia de Hachiko desde su nacimiento hasta su muerte y ofrece un final conmovedor: imagina cómo sería un  reencuentro espiritual con su amo. Varios años después, en agosto de 2009, se realizó una remake estadounidense de esta película que fue titulada “Hachiko: a dog's story”. Esta historia protagonizada por Richard Gere fue filmada en Rhode Island y contó con la actuación de  Joan Allen y Jason Alexander.