Empresario quiere que lo entierren con su auto de lujo


El millonario empresario brasileño Conde Scarpa pidió que cumplieran su último deseo antes de que muera: enterrar su auto de lujo junto a él.

Un entierro anticipado para asegurarse un buen viaje

Conde Scarpa es un empresario brasilero de gran renombre en la región. Con 63 años ha sabido darse varios lujos. Sin embargo, ha querido asegurarse un buen viaje antes de que llegue el momento de partir. Por eso decidió escavar él mismo un pozo para enterrar su coche de lujo Bentley con un costo estimado de 370 mil euros.

Esta noticia se dio a conocer luego de que el Conde Scarpa publicara una foto en Facebook en la que aparece con su nuevo coche acompañándolo de una leyenda en la que asegura que decidió seguir las tradiciones egipcias por lo que iba a enterrar a su Bentley en el jardín de la casa haciendo su correspondiente “funeral” a las 11 de la mañana. Según él mismo ha expresado, esta decisión la tomó luego de mirar un documental sobre el Antiguo Egipto en el que se explicaban los ritos funerarios al morir los faraones.

Un falso entierro para promover la donación de órganos

En pocos minutos esta noticia recorrió el mundo y el propio Conde Scarpa se encargó de asegurar que todos los que quisieran podían asistir al funeral del Bentley en el jardín de su casa.  Sin embargo, los asistentes se sorprendieron aún más cuando supieron que se trataba de una campaña para concientizar sobre la donación de órganos. El empresario aseguró que más absurdo que enterrar un auto de lujo es enterrar los órganos de una persona perdiendo la oportunidad de salvar la vida de tantos pacientes que están a la espera de una operación de este tipo.

¿Quién es Conde Scarpa?

Conde Scarpa es licenciado en Economía y heredó el título de su padre, el Conde Francisco Scarpa, quien tuvo el honor de ser reconocido por el Papa Pío XII en 1949 por sus aportes altruistas a la sociedad. Este afamado empresario vive en Jardins, uno de los barrios más ricos de Sao Paulo. Sin embargo, este cuantioso dinero no ha librado a Conde Scarpa de enfrentarse a la muerte y con tan sólo 63 años tuvo que luchar contra ella en dos oportunidades. Inclusive, durante el 2009 estuvo en coma por más de dos meses luego de que una bacteria complicara su operación de reducción de estómago.

Las tradiciones funerarias egipcias

Conde Scarpa apeló a las tradiciones de los faraones egipcios para hacer efectiva esta campaña de donación de órganos. Una de las culturas funerarias más complejas y elaboradas en la historia es el ritual fúnebre egipcio. Una tradición que ha logrado dejar sus bosquejos en la cultura funeraria mediterránea moderna que concibe una mejor vida luego de la muerte. Esta creencia tiene su origen en los tiempos anteriores a las dinastías en los que el cuerpo de los egipcios eran enterrados desnudos en posición fetal haciendo más lento el proceso de descomposición del cuerpo. Se creía que, luego de la muerte, el cuerpo y el espíritu se unirían para vivir una mejor vida en el paraíso mientras que la energía vital seguiría viviendo en el recinto mortuorio por lo que las personas muertas eran enterradas con algunas de sus pertenencias, alimentos y estatuas que permitirían una vida de mayor placer en el más allá.