Exhumaron cadáver de musulmán enterrado en cementerio cristiano


El joven de 45 años fue retirado del cementerio debido a las gestiones realizadas por la Comisión Islámica de Melilla.

Un error que llevó a exhumar el cadáver

Chafik Aissa, un indigente marroquí de confesión musulmana, murió a finales del año pasado en Melilla, España, donde lo encontraron muerto en una cueva junto al antiguo presidio de Victoria Grande luego de deambular varios años en la calle.

El mayor inconveniente comenzó cuando este hombre de confesión musulmana fue enterrado por error en el cementerio cristiano de la Purísima Concepción de Melilla ya que no existían familiares que lo reclamaran. El juez determinó su entierro luego de dejarlo varios meses en las cámaras del cementerio cristiano la Purísima para efectuarle una autopsia  hasta que finalmente cuando terminó la investigación el juez ordenó su sepulcro.

Las gestiones para la exhumación del cadáver

Este martes Aissa fue exhumado del Cementerio Cristiano después de la presión ejercida por la Comisión Islámica de Melilla (CIM) para ser enterrado en el Cementerio Musulmán siguiendo con el ritual propio de su religión. La CIM aseguró que la Ciudad Autónoma se puso en contacto con otra asociación religiosa musulmana pero al no aceptar el entierro de este cadáver en sus cementerios optaron por enterrarlo en el Cementerio Cristiano.

Sin embargo, cuando la CIM conoció sobre este hecho comenzó a hacer las gestiones con la Consejería de Medio Ambiente para que se procediera a la exhumación del cadáver de Chafik que finalmente fue extraído de la sepultura en la que fue enterrado a finales de enero de este año.

Recordemos que en Melilla hay tres cementerios, cada uno de ellos destinado a una comunidad religiosa: cristiana, judía y musulmana. En el caso del cementerio de la Purísima Concepción se entierran también las personas que no profesan ningún tipo de fe ya que se encuentra dentro de la categoría municipal.