Funeraria entrega las cenizas de un hijo en bolsa de supermercado


Este insólito hecho ocurrió en el suroeste de Ohio. La mujer, molesta por lo que había sucedido, decidió dar a conocer su historia.

Indignación de la madre luego de la cremación

Sin lugar a dudas, la muerte más dolorosa que puede sentir un ser humano es la pérdida de un hijo. Esto fue lo que le sucedió a Nancy Bronner, una estadounidense que se fue a vivir a Amelia, en el suroeste de Ohio, luego de haberse separado de su marido. Su hijo, T.J. Mitchell, era un joven de tan sólo 17 años que murió luego de haber padecido una enfermedad del corazón. Cuando tenía tan sólo 15 años, T.J le había pedido a su madre que cuando él muriera quería ser cremado y Nancy quería cumplirle su último deseo.

Sin embargo, este dolor se vio envuelto en indignación y confusión cuando esta madre decidió cremar a su hijo. Al abrir la urna funeraria, Nancy descubrió que las cenizas de su pequeño estaban colocadas dentro de una bolsa de la marca de supermercado Wal-Mart. Notablemente enojada y angustiada, la madre de T.J está considerando iniciar una denuncia a la Oficina del Fiscal General de Kentucky y a la Junta de Embalsamadores y Directores de Funerarias al sentir que la casa funeraria McDaniel Funeral Home le ha faltado el respeto a la memoria de su hijo brindándole un inadecuado tratamiento y servicio para la despedida de su pequeño. 

Quien ha tomado con más calma esta noticia ha sido el padre de T.J, el señor Thomas Mitchell, quien aseguró que la casa funeraria hizo lo correcto utilizando los recursos que tenía a su alcance por lo que aseguró que él aún guardará las cenizas de su hijo en la bolsa de Wal-Mart en la que se las entregaron y no iniciará ninguna queja o denuncia.

Justificación de la casa funeraria por la cremación

La casa funeraria McDaniel Funeral Home en Dry Ridge, Kentucky, fue la encargada de todas las gestiones administrativas y exequiales para la despedida de este joven de 17 años. Luego de que este suceso haya tomado conocimiento público, Bob McDaniel aseguró que la familia había solicitado dividir las cenizas en cuatro contenedores pero como no cerraban adecuadamente decidieron colocarlas en las bolsas que tenía la funeraria ya que la familia no había traído consigo bolsas para el interior de los contenedores. Según McDaniel, se recortaron las bolsas de manera que no pudiera verse el nombre del supermercado pero, de acuerdo a los dichos de la madre de T.J., podía verse con claridad el logo y marca de la empresa. Finalmente, Nancy ha contratado los servicios de otra casa funeraria que se ha encargado de traspasar las cenizas de su hijo a una bolsa de plástico trasparente.