Herencia Para Las Primeras Damas de EEUU


Laura Bush y Michelle ObamaLaura Bush y Michelle Obama

Millonario hacendado llamado Henry G. Freeman Jr. que murió en 1917 dejó en su testamento una petición que evoca el siglo XVI, que beneficiarían monetariamente a todas las esposas de los Presidentes de Estados Unidos.

 

Este testamento fue redactado en 1912 con el propósito que se siga la antigua costumbre de darle a la esposa un “dinero para sus gastos personales”.  En este caso en particular, Freeman consideraba que los Presidentes de los Estados Unidos recibían un sueldo miserable considerando la envergadura del puesto y que la Primera Dama de la nación más importante y poderosa del mundo debía llevar un confortable ritmo de vida.


Es así que Henry Freeman Jr. redacta su testamento indicando que cuando su último beneficiario haya fallecido, entonces se debía destinar el resto de su dinero al “Fondo Henry G. Freeman Jr.” a favor de la Primera Dama de la Nación.  El testamento declaraba la suma de US$12,000 por año los cuales equivalen a US$185,000 anuales hoy en día.


Freeman especificó que este generoso fondo sea para “uso propio y absoluto de la Primera Dama de la Nación” y que estos pagos “deben continuar en vigor mientras este glorioso gobierno exista”.


El sueldo de un Presidente de los EEUU de ese entonces era de US$75,000 al año, equivalentes a US$1.15 millones al año de hoy en día, siendo US$400,000 el actual sueldo del Presidente.


El último beneficiario de Freeman murió en 1989 pero el caso fue llevado a corte hasta 1992, lo que hizo que se beneficie a Barbara Bush con un pago retroactivo de US$36,000 de los cuales ella utilizó para donaciones privadas y en regalos para sus nietos.  Hillary Clinton donó el dinero a caridad y Laura Bush no dio explicaciones sobre el uso de este dinero.

Nota vía:  Noticias NBC.

Ver Más Curiosidades...