Lo dan por muerto… Y despierta en la morgue


Un hombre de 54 años despierta en la morgue luego de haber sido declarado clínicamente muerto.

¡Alguien se mueve dentro de la bolsa!

 

Fue el hermano quien percibió movimientos dentro de la bolsa en la que la morgue envolvió al cadáver.

 

En Brasil nadie sale del asombro y no es para menos… Waldelucio de Oliveira Gonçalves, de 54 años, había sido declarado clínicamente muerto en el Hospital Geral Menandro de Farias de Bahía luego de padecer un cáncer de lengua que le impedía hablar e ingerir alimentos. Con graves problemas para respirar, Waldelucio fue internado en la Unidad de Cuidados Intensivos cuando comenzó a sufrir una profunda falta de aire y problemas cardíacos. Luego de dos ataques cardíacos, los médicos declararon su muerte pocas horas después. De acuerdo al certificado de defunción expedido por el equipo médico de este Hospital de Bahía, el paciente había muerto a causa de una insuficiencia respiratoria y una falla multiorgánica. Sin embargo, horas más tarde “despertó” causando la conmoción de toda su familia.

 

¡Se está moviendo!

 

El ataúd así como la contratación de los servicios funerarios estaban preparados para brindarle una despedida.

 

Sin embargo, el “milagro” tan esperado llegó para sus familiares cuando dos horas más tarde despertó vivito y coleando en la morgue del centro de salud. Con los pies atados y tapones de algodón en sus oídos y nariz, este hombre fue colocado en la bolsa de la morgue donde fue trasladado hasta el centro forense a la espera de los procedimientos administrativos necesarios para retirar el cuerpo. Pero el hermano de Waldelucio estaba al lado de su cuerpo, con la documentación oportuna para su entierro, cuando notó que la bolsa en la que estaba envuelto comenzó a moverse de manera intensa hacia arriba y hacia abajo como si su familiar estuviera respirando.

Al advertir estos movimientos, su hermano avisó inmediatamente al personal de la morgue que llevó a Waldelucio a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Bahía en donde aún permanece en estado delicado debido a la enfermedad terminal que padece. Visiblemente contento luego de su falsa defunción, el brasileño no dudó en posar sonriente ante los medios locales que acudieron al hospital para corroborar este verdadero milagro (Foto).

 

Abren una investigación a los médicos

 

Las autoridades sanitarias locales anunciaron una investigación para determinar las circunstancias de este “milagro”.

 

Con 3.000 dólares gastados en la organización de los funerales y sin exigirle ningún tipo de explicación al hospital, la familia está convencida de que no se trata de un error médico sino de un verdadero milagro de Dios. Sin embargo, la Secretaría de Sanidad brasileña ha decidido abrir una investigación para saber qué ha sucedido con este hombre que por sólo unas pocas horas podría haber sido enterrado vivo… La directora general del Hospital Menandro de Ferias, Margarida Miranda, informó a los medios locales que tendrá una reunión con el equipo médico que atendió a Waldelucio así como también con los funcionarios de la Secretaría de Salud con el objetivo de esclarecer cuáles han sido los motivos médicos que condujeron a cometer este error.