Memorial Reef, un cementerio peculiar


¿Quieres conocer al cementerio más extravagante del mundo? Aquí te contamos sobre el Arrecife Conmemorativo Neptuno, un cementerio que se desarrolla varios metros por debajo del agua.

Historia del Memorial Reef

El  Arrecife Conmemorativo Neptuno es un cementerio que se encuentra ubicado a 5,2 km de la costa de Key Biscayne, Florida, y a ciento cincuenta metros bajo la superficie del mar. Este proyecto se inició en el año 2003 por el empresario Gary Levine  y el escultor Bert Kilbride, ambos con más de 30 años de experiencia en buzeo, con la idea de realizar un parque temático y un arrecife coral. Sin embargo, sus ideas fueron transformándose a lo largo del tiempo y decidieron diseñar un espacio para que los amantes del agua puedan descansar en paz.

Luego de que el equipo del proyecto recibiera la aprobación final y permisos en diciembre de 2005, la creación de este arrecife se puso en marcha y su construcción se finalizó en el año 2007 basando su diseño en la mítica Atlántida. Con un terreno de 65 mil metros cuadrados, durante esta primera etapa, el cementerio permite albergar los restos de ochocientas personas. Sin embargo, sus creadores estiman que en los próximos años esta capacidad podrá ampliarse para 120 mil difuntos que encuentran en este espacio el  mausoleo ideal para ellos.

Diseño del Arrecife Conmemorativo Neptuno

Con una entrada imponente y más de dos mil toneladas de concreto, este cementerio te da la bienvenida con dos puertas de metal de al menos tres metros de altura vigiladas por dos bellas esculturas de leones de piedra. En su interior se encuentran columnas que simulan haber soportado el paso del tiempo imitando los palacios desmoronados que caracterizaban a la Grecia Clásica. También encontraremos calles de concreto, glorietas, pasajes y otros objetos arquitectónicos que simulan su antiguo tránsito, inclusive bancos en los que el visitante podrá descansar un rato.

Cada una de las lápidas está realizada con concha marina mientras que la sepultura tiene forma de columna dórica. Este cementerio también le permite a los familiares de la persona difunta mezclar las cenizas de su ser querido con materiales que se emplean para levantar el arrecife. Este cemento especialmente diseñado para colocarse debajo del agua puede ser moldeado según los requerimientos previos del difunto o sus familiares. Luego, este monumento es colocado por un equipo de buzos en el lugar que se le haya asignado bajo el agua. Este monumento será acompañado por una placa de cobre y bronce en la que se inscribirá el nombre y la fecha de nacimiento de la persona fallecida. También se le entregará a la familia un certificado en donde consta la fecha y las coordenadas de los restos de su ser querido. El tiempo empleado entre la cremación y su ubicación en el cementerio es de 90 días.

Habitantes del Arrecife Conmemorativo Neptuno

En la primera semana que comenzó a brindar sus servicios, este cementerio tuvo como primeras clientas a dos mujeres. Una de ellas depositada en el interior de una columna mientras que la otra persona difunta fue depositada bajo una concha marina de concreto.  Sin embargo, una de sus residentes más importantes fue Bert Kilbride. Este veterano buscador de tesoros era conocido como “el último pirata del Caribe” y fue reconocido en el 2004 por el libro Guiness como el buzo más anciano del mundo. Cuatro años después, sus restos descansarían en este imponente cementerio bajo aguas que él tantos años había recorrido. Sus restos fueron depositados en  la cima de una de las columnas de la puerta principal.