Morir En Su Ley


En Francia hace un siglo atrás, una dama soltera, en pleno uso de todas sus facultades mentales, dejó una extravagante petición antes de morir.  Tenía una importante adicción al tabaco y a fin de no renunciar a su adicción después de la muerte, pidió un funeral  bastante fuera de lo convencional.


Su deseo fue que cuando ella ya esté en el ataúd, éste se rellene con tabaco.  Asímismo, que el piso de la cámara mortuoria sea tapizado con tabaco y que se disperse tabaco delante del coche fúnebre durante el recorrido hacia el cementerio.


Esta dama, que aparentemente gozaba de muy buena salud murió a una avanzada edad.  Su funeral fue algo de lo que muchos hablaron por un largo tiempo. 



Nota via:  Ludington Daily News.

Ver Más Curiosidades...