Mujer revive en la morgue 11 horas después


Había sido declarada clínicamente muerta pero despertó 11 horas después en la morgue.

Muerta… sólo por un rato

 

La mujer había muerto a los 91 años en su casa pero pronto quiso volver a este mundo.

 

Janina Kolkiewicz, una mujer polaca de 91 años, fue encontrada muerta por su sobrina en su casa de la ciudad polaca oriental de Ostrow Lubelski. Cuando ingresó a la habitación de su tía para preguntarle lo que quería desayunar, notó que estaba helada y tenía los ojos y la boca cerrada. Sin signos de que respirase ni pulso alguno, la sobrina llamó al médico de la familia para que constatara su deceso. El Dr. Wieslawa Czyz ratificó que su corazón había dejado de latir, no poseía reflejos, pulso ni respiración por lo que, después de examinarla, la declaró muerta y realizó su certificado de defunción.

Absolutamente desconsolada, su sobrina se contactó con la funeraria para que retirara el cuerpo de su tía. Unas horas más tarde el cadáver fue llevado a la morgue mientras la familia realizaba los preparativos del funeral que se realizaría tan sólo dos días después. El aviso de muerte, la reunión con el sacerdote, el ataúd, el pago de los servicios funerarios… todo ya estaba listo para darle el último adiós. Sin embargo, el asombro llegó cuando el personal de la funeraria llamó once horas después a su sobrina para darle una insólita noticia ¡La Sra.  Kolkiewicz estaba viva!

 

¡Tengo frío… me quiero ir de aquí!

 

La Sra.  Kolkiewicz  permaneció 11 horas en la cámara frigorífica de un depósito de cadáveres.

 

Luego de 11 horas de permanecer su cuerpo conservado en la morgue, el personal del lugar notó que la bolsa en la que se encontraba esta anciana mujer se movía. Inmediatamente el personal funerario quitó a la mujer de esta bolsa comprimida mientras se dio aviso a la familia sobre lo que había sucedido. Sin saber lo que realmente estaba ocurriendo… la Sra.  Kolkiewicz se “despertó” y se mostró profundamente molesta por el frío que hacía en la morgue. Según su sobrina, Bogumila Kolkiewicz, esta mujer se encuentra en la última etapa de demencia por lo que no comprende ni recuerda nada de lo que ha sucedido. Sin embargo, la Sra Kolkiewicz dijo a sus familiares que se sentía bien de regresar a casa sin darse cuenta de lo cerca que estuvo de ser enterrada viva. Después de su rápida recuperación, la Sra Kolkiewicz regresó a su casa donde comió un plato de sopa y dos panqueques para mitigar el frío que había sentido.

 

¿Fue un error médico?

 

Tanto la familia como el médico se mostraron sorprendidos por lo sucedido.

 

La policía polaca ha iniciado una investigación para determinar las circunstancias y causas de este curioso hecho. La justicia local quiere saber si el médico ha expuesto a esta mujer al riesgo inminente de pérdida de vida luego de estar 11 horas en un almacenamiento a temperaturas bajo cero. Sin embargo, diversos médicos de la ciudad aseguraron que las personas pueden presentar signos de estar muertos aunque sólo están inconscientes debido a una diversidad de razones médicas como, por ejemplo, catalepsia. El Dr. Wieslawa Czyz, un médico con 28 años de experiencia profesional, asegura que aún no comprende lo que ha sucedido y se ha mostrado en estado de shock mientras aseguraba una y otra vez que ella no tenía signos vitales ya que, de lo contrario, hubiera llamado a una ambulancia inmediatamente.

 

¿Has vivido en tu funeraria un caso similar? No dudes en dejarnos tu comentario.