Se saca una foto con el cadáver que desenterró


Un enterrador español se tomó una foto con un cuerpo que había quitado de su tumba.

¿Me tomas una foto con el cadáver?

 

El cadáver de la foto se encontraba intacto a pesar de haber sido enterrado hace más de 20 años.

 

Para Clemente era un día de trabajo como cualquier otro… La tumba de un anciano debía ser abierta en el Cementerio Municipal de Nuestra Señora del Rosario, Alicante, para poder enterrar junto con él a su mujer recientemente fallecida. Responsable de múltiples tareas en el cementerio, sería él quien debía encargarse del trabajo. Con más de seis años dedicados al oficio, Clemente tomó sus herramientas de trabajo y se dirigió hacia donde estaba la sepultura. Sin embargo, el asombro llegó cuando notó que el cadáver al que había desenterrado luego de 23 años de su fallecimiento estaba totalmente intacto producto de un extraño proceso de momificación. 

Sin salir del asombro al ver el estado en el que se encontraba el cuerpo del difunto, el cementerio decidió llamar a su sobrina ya que el anciano no tenía hijos. Sorprendida por ver a su tío en ese estado, la mujer tuvo una idea un tanto extraña que Clemente decidió aceptar: tomarle una fotografía de pie al cadáver. El enterrador aceptó el pedido de los familiares y posó con una cara visiblemente alegre junto con el cadáver que se encontraba parado al lado del marido de su sobrina. Luego de tomar la fotografía con su teléfono móvil, la mujer habría enviado esta imagen por Whatsapp a una compañera de trabajo hasta que finalmente se viralizó en las redes sociales. La sobrina, envuelta por el escándalo y la notoriedad pública que tomó el caso, negó en todo momento que ella haya dado conformidad para este aberrante hecho generando un gran malestar en el municipio que asegura que fue la propia familia quien difundió esta fotografía.

 

¿Sancionarán al trabajador funerario?

 

El trabajador municipal espera las medidas disciplinarias correspondientes.

 

Mientras que el enterrador Clemente ha sido apartado de su trabajo habitual asignándole nuevas tareas hasta que el Ayuntamiento de Alicante tome una decisión sobre su futuro laboral, las mismas autoridades municipales han salido a apoyar al trabajar funerario asegurando que él en ningún momento actuó de mala fe sino que fueron los propios familiares del fallecido quienes tomaron la foto. Sin embargo, aseguraron que tienen previsto coordinar una reunión con los sindicatos para analizar el caso y tomar las medidas disciplinarias correspondientes considerando que en sus seis años de trabajo Clemente nunca ha mostrado conductas similares o éticamente incorrectas.

 

Una selfie con el cadáver… para mostrarle a mi novia

 

Unas semanas antes, otro trabajador funerario había sacado fotos a un cadáver mientras lo preparaba para su funeral.

 

Lamentablemente, no es el único caso. Unas semanas antes Juan Manuel Ortigoza, un joven trabajador funerario de Paraguay, también había sido protagonista de una noticia similar luego de sacarse una selfie junto con el cadáver de una mujer, Natalia Belén Rodríguez González, que estaba siendo preparada para su última despedida ¿Los motivos? Su novia no le creía que estaba trabajando por lo que decidió enviarle por Whatsapp la imagen del cadáver de esta joven que había sido violada y estrangulada. En pocas horas, la foto se viralizó ocasionando un escándalo en la sociedad paraguaya y gran estupor en la familia que decidió iniciar acciones legales contra Ortigoza. Por otro lado, la Funeraria Complejo Velatorio del Este para la que trabajaba inmediatamente emitió un comunicado informando su decisión de despedirlo así como se desligó de cualquier tipo de responsabilidad sobre este acto absolutamente repudiable.