Un gato lleva regalos a la tumba de su dueño


Te contamos la increíble historia de Toldo, un gato que cada día visita a su dueño en el cementerio donde descansan sus restos.

La historia de fidelidad de un gato y su amo

Toldo, un gato gris y blanco, se ha transformado en el protagonista de una nueva historia de fidelidad de las mascotas con su amo aún después de su muerte. Este gato visita cada día la tumba de Renzo Lozzelli pero no va con las patas vacías. El felino lleva ramas, vasos plásticos, toallitas de papel, entre otros objetos que encuentra a su paso, como  un regalo para su querido amigo.

Toldo estuvo presente en el velatorio

Para Ada, la viuda de Lozzelli, no es para nada sorprendente. Es que ya durante el velatorio que transcurrió en septiembre del 2011, Toldo había sido parte de quienes siguieron al féretro hasta su entierro. Desde el día posterior a su despedida, el felino comenzó a visitar a su fiel amigo y el primer día le llevó una ramita de acacia. El amor especial hacia su marido podía observarse ya cuando él estaba vivo. Ada aseguró que el gato quería mucho a su marido y siempre lo seguía por todas partes.

Toldo enamora al pueblo italiano

Luego de conocerse su historia, Toldo ha logrado ganarse el corazón del pueblo italiano y hay quienes aseguran haber visto al felino visitando el cementerio. La viuda de Lozzelli afirma que a veces su gato realiza las visitas en solitario mientras que en otras ocasiones la acompaña a ella.

Actualmente Toldo vive con Ada, su hija y yerno aunque en estos días no ha podido salir de la casa. El recorrido cotidiano hasta el cementerio terminó cansando a Toldo a causa del frío invernal lo que le provocó bronquitis.