Una mujer de 80 años celebra su funeral con familiares


Eileen Bush es una británica de 80 años que vive en la localidad española de Cómpeta, Málaga. Sin embargo, no fue su edad lo que ha hecho que esta mujer se volviera popular entre sus vecinos sino una curiosa idea que llevó a cabo.

Estás invitado a mi funeral

 Eileen cumplió 80 años y decidió celebrar no sólo su cumpleaños sino también su funeral. El festejo fue organizado con un año de anticipación y para ello invitó a sus familiares y amigos que dieron un breve discurso sobre lo que dirían de ella si estuvieran haciendo realmente su despedida de este mundo. En la cena estos seres queridos estaban dispuestos en diferentes mesas en las que se podían leer recuadros que decían los nombres de los lugares en los que ha vivido Bush siendo los amigos más antiguos quienes más cerca se encontraban de Eileen.

Sin embargo, este discurso no fue el único detalle curioso sino que el funeral se celebró en el Hotel Balcón de esta localidad en el que no faltó una misa, un coche fúnebre y un ataúd. También contrataron a un pastor encargado de brindar la misa y de repasar los momentos más significativos en la vida de Eileen quien, luego de estas palabras, agradeció su felicidad por estar viva y haber llegado hasta aquí.

Nataly Brooks, amiga íntima de Eileen, colaboró en la organización del evento y dice que su amiga está muy lejos de morirse pero quería conocer las palabras de sus seres queridos cuando estaba viva porque éste será el único funeral que tenga ya que no quiere hacer ninguna reunión cuando fallezca.

Revolución en la familia y en el barrio

Dicen que a los seres queridos muchas veces sólo los reúnen los muertos y esto fue lo que sucedió con Eileen cuyos familiares debieron viajar desde Inglaterra y Australia hasta Cómpeta, España, para así estar presentes en esta despedida inolvidable. También los vecinos de Cómpeta estaban revolucionados ya que este pequeño municipio que cuenta con cerca de 4 mil habitantes podía acercarse a la celebración y formar parte de este funeral anticipado.

Celebrar la vida

Eileen comentó que hace un año comenzó a gestar la idea de organizar su propio funeral para agradecer a sus amigos el cariño recibido durante todos estos años de vida. Durante su juventud, esta mujer de ahora 80 años sufría de múltiples enfermedades por lo que pasó gran parte de estos años asistiendo a los hospitales e inclusive los médicos le aseguraron que no llegaría a vivir más de los 50 años de edad. ¿Por qué entonces no festejarlo de manera original?