Una mujer se somete a una cirugía estética para parecerse a la esposa muerta de su marido


Insólito pedido del maridoInsólito pedido del marido

La mujer fue convencida por su marido quien quedó viudo hace tres años luego de un accidente automovilístico.

Una cirugía estética para parecerse a la amada mujer

Pareciera ser que la realidad no tiene nada que envidiarle a la ciencia ficción. Gang Zhao vive en China y convenció a su mujer para que fuera sometida a una cirugía estética a fin de que luzca igual a su esposa difunta quien había muerto tres años atrás en un accidente de autos. Luego del fatal desenlace, Zhao estuve medio año internado en el hospital para lograr su total recuperación pero asegura que le hubiese gustado haber muerto con su amada esposa.

Este joven de 32 años oriundo de la ciudad de Chongqing, China, afirmó que él no quería casarse sino que tuvo que volver a contraer matrimonio el pasado mes de julio por presión de los padres por lo que eligió a una nueva esposa que se pareciera a la anterior para así tener la oportunidad de compensar los errores que había cometido con ella. Sin embargo, este parecido no lo convence a Zhao y por eso decidió que su mujer se operara para que sea exactamente igual a ella.

Las palabras de la mujer que se somete a la cirugía estética

La señora, confundida y presionado ante la posible pérdida de la familia que había formado con Zhao, aceptó esta propuesta y dice que si bien no quiere ser el reflejo de otra persona se someterá a esta intervención para mantener a su familia unida. Sólo espera que la operación no sea dolorosa y que su rostro no se vea empeorado. Sin embargo, el director de la Unidad de cirugía plástica del Hospital de la ciudad, el Dr. Zhang Lianfeng, no está de acuerdo con esta intervención por lo que exigió que la pareja se someta a una consulta psicológica para así decidir si la mujer está en condiciones psicológicas de someterse a la operación.

Casos emblemáticos de cirugía estética

Este no es el único caso. Quizá uno de los más emblemáticos haya sido el de Sarah Burge quien pagó medio millón de libras para convertirse en la muñeca Barbie y le regaló a su hija de 8 años unos vales para utilizarlos en cirugía plástica. También Nileen Namita aseguró que en una vida pasada había vivido como la reina Nefertiti y que, por lo tanto, quería parecerse a ella. Para eso gastó 360.000 dólares y se sometió a 51 operaciones, incluyendo ocho de nariz, tres implantes de mentón, tres estiramientos de carados cirugías de labio, cinco operaciones de cirugía ocular, entre otras.