Destacados


Las Mejores y Peores Propagandas Funerarias



Videos de Humor Funerario

 

 

Carreras profesionales en el servicio funerario


El sector funerario brinda una amplia variedad de capacitaciones para los interesados en trabajar en una funeraria. Desde la organización de la ceremonia hasta la presentación del cadáver requiere de conocimientos específicos que serán obtenidos a través de titulaciones y cursos formativos.

 

A continuación lo informaremos sobre las principales carreras en servicios funerarios. 

 

DIRECTOR FUNERARIO

Los directores funerarios son los encargados de la organización, planificación y desarrollo de la ceremonia funeraria.

 

Esta carrera brindará a sus estudiantes las herramientas administrativas, funerarias y técnicas para encargarse de los arreglos de un servicio fúnebre diseñando una ceremonia acorde a los deseos y presupuesto de la familia. Será la persona responsable de brindar orientación y apoyo a los dolientes mediante un asesoramiento profesional que intentará aliviar las decisiones de la familia en momentos tan dolorosos. En este sentido, el director funerario cumplirá amplias funciones como, por ejemplo, trasladar el cuerpo, obtener la documentación de defunción, publicar el obituario, diseñar con la familia los detalles de la despedida y trasladar el cuerpo al cementerio con una coordinación previa de la fecha y hora del último adiós. Por último, los directores funerarios tendrán un rol supervisor al coordinar y controlar el trabajo de los distintos profesionales de la empresa con el fin de brindar una ceremonia de calidad. 

 

EMBALSAMADORES

El embalsamador es el encargado de preparar el cuerpo mediante un método de conservación para su presentación en el funeral y entierro.

 

Estos profesionales de la industria funeraria realizan su trabajo en salas especialmente acondicionadas para conservar y preparar el cuerpo para su posterior visión en el funeral así como en su entierro o cremación. Será la persona encargada de eliminar los fluidos corporales para luego sustituirlos con un conservante químico que retrasa la descomposición del cuerpo. En este sentido, el trabajo del embalsamador puede definirse en tres palabras: desinfección, preservación y presentación del cadáver. Para lograr este objetivo se emplean una multiplicidad de productos químicos que limpian el cuerpo y preservan su tejido remodelando las zonas dañadas. Si bien los requisitos académicos varían de acuerdo a cada país, estos empleados funerarios deberán poseer conocimientos en anatomía, tanatología, química y teoría de embalsamamiento.

 

OPERADOR DE CREMATORIOS 

Es la persona encargada de operar el horno crematorio en donde se incineran los restos humanos.

 

El operador de crematorios suele trabajar sólo o bien con un asistente que lo ayuda a colocar los ataúdes en el horno. Si bien los requisitos académicos necesarios para realizar este trabajo dependen de cada país, los trabajadores de hornos crematorios deben poseer conocimientos básicos sobre el funcionamiento de estas maquinarias así como del proceso de incineración que originan. Algunas cualidades que son valoradas en esta profesión son la atención a los detalles y las habilidades mecánicas así como la capacitación continua debido a que la tecnología de los hornos crematorios se modifica constantemente con el objetivo de cuidar el medio ambiente.

 

ESPECIALISTA EN TANATOESTÉTICA

Será la persona encargada de restaurar cosméticamente el cuerpo empleando para ello diversas herramientas como maquillaje, peluquería, vestuario, etc.

 

La Tanatoestética consiste en aplicar diversas técnicas de maquillaje con el objetivo de que los cadáveres tengan una buena presentación durante la ceremonia funeraria quitando todo rastro de sufrimiento. Se trata de un método no invasivo ni quirúrgico que requiere de conocimientos en anatomía, estética mortuoria, alteraciones post-mortem, proceso de embalsamamiento y Bioseguridad. Al igual que en otras profesiones funerarias, el especialista en tanatoestética deberá seguir un código ético para el tratamiento del cuerpo mostrando absoluto respeto por las creencias y costumbres de cada familia. Dependiendo del país, el empleado puede acceder a cursos especializados en tanatoestética para obtener una titulación que lo califique para postularse en esta área de la empresa.

De acuerdo al país en donde se encuentra, los requisitos técnicos y académicos serán distintos por lo que le sugerimos consultar qué capacitaciones formales son necesarias a fin de trabajar en el sector. Recuerde que un empleado funerario no sólo trabaja con el cuerpo de la persona fallecida sino que está constantemente inmerso en situaciones emocionalmente delicadas para las que se requiere de gran sensibilidad por lo que hay algunas cualidades que todo empleado de la industria funeraria debe poseer más allá de su formación profesional: responsabilidad, sensibilidad, habilidades de comunicación y comprensión.