Destacados


Las Mejores y Peores Propagandas Funerarias



Videos de Humor Funerario

 

 

Cómo saber si su funeraria está en el camino equivocado


¿Siente que está perdiendo el control de su negocio funerario? ¿No sabe si está adoptando el camino correcto? Aquí le contamos cómo responder estas preguntas.

Claves para evaluar a su funeraria

Las empresas no pierden el rumbo de un día para el otro sino que una sucesión de acciones empiezan a ocurrir mucho antes de que los problemas sean evidentes. Se tratan de pequeñas pero malas decisiones que pueden ser corregidas si las identifica a tiempo. Sin embargo, también puede evitarlas si tiene en cuenta los siguientes aspectos:

- Descuido en los pequeños detalles. Recuerde que la primera impresión del cliente es primordial por lo que tener el negocio despintado, tardar en atender el teléfono, poseer una sala de preparación sucia o en mal estado son signos de que no se está haciendo lo suficiente para atraer y cuidar al cliente. Se tratan de pequeñas modificaciones que tienen una gran repercusión en la calidad del servicio que brinda su negocio.

- La falta de metas y expectativas claras son otro gran factor que va a influir en el rumbo de su funeraria. Cuando los dueños de las casas funerarias no planifican y comunican lo que esperan de sus empleados no sólo en su rendimiento laboral sino también en la calidad del trato al cliente, se crea una empresa sin cultura organizacional, sin cohesión en el mensaje empresarial que transmite y sin la formación de un sentido de pertenencia entre sus empleados.

Con estas características, los empleados de la funeraria aplicarán cada uno su criterio personal frente a determinadas situaciones de acuerdo a lo que éste empleado considere correcto sin lograr una armonía en la imagen que se desea proyectar en la comunidad. Para ello es importante preguntarse: ¿Dónde queremos estar?, ¿Qué necesitamos hacer?, ¿Cómo cambiamos? y ¿Cómo podemos mejorar?

- La gran mayoría de los propietarios del negocio funerario pasan mucho tiempo fuera de su local. Las funerarias, al igual que otras pequeñas empresas, requieren que el dueño esté presente en el negocio y cumpla el rol de líder a fin de llevar adelante la actividad y asegurarse de brindar una correcta imagen institucional.

- Falta de constancia en la ejecución de nuevas iniciativas. Los empleados de la funeraria se esfuerzan por vender lo que la empresa tiene para ofrecer pero en un mercado sumamente competitivo como el funerario esto no alcanza. Es necesario diseñar y ejecutar nuevas estrategias de venta donde se debe dejar de lado el miedo de perder al cliente para asumir la posibilidad de ganar diez.

Los profesionales funerarios tienen un temor generalizado en aceptar el cambio y dicen excusas como “a mis clientes no les gusta eso” o "esta es la forma en que hemos estado haciendo las cosas en la última década y no podemos quejarnos en cómo nos ha ido". Sin embargo, si usted quiere que su negocio funerario prospere, es necesario destacar sus servicios y ofrecer nuevos productos. En vez de preguntarse ¿por qué debo cambiar los servicios que brindo?, pregúntese ¿por qué no?