Destacados


Las Mejores y Peores Propagandas Funerarias



Videos de Humor Funerario

 

 

Ébola: Medidas de prevención para el trabajador funerario


Te brindamos medidas preventivas para reducir los riesgos de transmisión del virus del Ébola en los trabajadores funerarios.

¿Qué es el Ébola y cuáles son sus síntomas?

 

El virus del Ébola ha tenido un nuevo brote desde Marzo del 2014.

 

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el Ébola es un virus que se transmite a las personas a partir de los animales salvajes para luego expandirse mediante la transmisión entre seres humanos. Se trata de una enfermedad fatal en los seres humanos si no es tratada rápida y adecuadamente. En este sentido, la OMS estima que su tasa media de mortalidad es de alrededor del 50% mientras que actualmente no hay vacunas autorizadas para su prevención o neutralización.

Con origen en las remotas aldeas de Sudán y República Democrática del Congo en 1976, este virus está poniendo en alarma al mundo entero luego de que se iniciara un nuevo brote en el oeste de África desde marzo del 2014 pero ¿cuáles son sus síntomas? El período de incubación de la enfermedad es entre 2 y 21 días después de la exposición al Ébola pero el promedio de aparición de los síntomas es de 8 a 10 días después del contagio. Los síntomas más frecuentes son dolor muscular, fiebre alta y repentina, fatiga, dolor de garganta, dolor de cabeza, diarrea, vómitos, erupción cutánea, sangrados internos o externos, disfunción renal y hepática.

 

¿Cómo se transmite el virus del Ébola?

 

El Ébola se transmite de persona a persona por contacto directo.

 

El Ébola se transmite por contacto directo a través de las membranas mucosas, de la piel lesionada o el contacto con la sangre o fluidos corporales (heces, orina, lágrimas, saliva, vómito, sudor, leche materna y semen) de una persona enferma de Ébola. También puede transmitirse por contacto con agujas o jeringas que hayan sido contaminadas por este virus. El Ébola no se transmite por aire, agua ni alimentos. Por lo tanto, no puede ser transmitida por partículas de virus que permanecen en el aire luego de, por ejemplo, un estornudo o tos aunque si la saliva de esa persona que tose o estornuda entra en contacto con los ojos, nariz o boca de la otra persona “sana”, estos fluidos pueden transmitir la enfermedad. Si bien no hay evidencias de que los mosquitos y otros insectos puedan traspasar el virus, se estima que los humanos tienen un riesgo profundo de transmisión si están en contacto con los murciélagos infectados.

Las personas que se recuperan del Ébola, no pueden transmitir el virus. Sin embargo, los hombres que han sido curados de esta enfermedad aún pueden transmitir el virus a través de su esperma hasta 7 semanas después de su recuperación por lo que se les recomienda abstenerse de relaciones sexuales durante tres meses. La recuperación del Ébola depende no sólo de la respuesta inmune del paciente sino también de una adecuada y eficaz atención médica. Se estima que las personas curadas de la infección desarrollan anticuerpos que duran 10 años o más.

 

¿Qué medidas preventivas puedes tomar en tu funeraria?

 

Los trabajadores de la salud así como los profesionales funerarios se encuentran especialmente expuestos a este virus.

 

Un adecuado control de este brote se basa en la aplicación de un conjunto de intervenciones en las que se incluye no sólo la vigilancia y seguimiento de los enfermos, un servicio de laboratorio y médico óptimo, campañas de información y una participación comunitaria de utilidad sino también entierros y cremaciones seguras. Recuerda que el virus se propaga incluso después de que la víctima haya fallecido por lo que las funerarias deben seguir un procedimiento de seguridad estricto que les permita resguardar la salud de sus trabajadores en caso de tratar con un cadáver infectado.

En el entorno funerario, este virus puede transmitirse por manipulación directa de los restos humanos sin utilizar ropa de protección, por heridas y pinchazos con instrumentos empleados durante la atención post-mortem así como por salpicaduras de sangre u otros fluidos corporales que entran en contacto con la mucosa del trabajador funerario. Por eso a continuación te brindamos las medidas de seguridad recomendadas por el centro estadounidense de salud Centers for Disease Control and Prevention.

 

- Se recomienda que los profesionales funerarios utilicen equipo de protección. Estas prendas comprenden el gorro médico, traje de lavado quirúrgico, cubiertas para zapatos, bata impermeable, mascarilla y dobles guantes quirúrgicos. Estos elementos de protección deben ser usados durante la recogida, tratamiento y colocación del cadáver en la bolsa.

- Lávate las manos de manera regular con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol. Esto debes realizarlo especialmente luego de que te has quitado la ropa de protección.

- En caso de tratar con un cadáver infectado, no realices el embalsamamiento ya que los riesgos de exposición al virus suelen ser extremadamente altos.

- Las autopsias de pacientes que mueren de Ébola deben ser evitadas así como debes procurar la manipulación mínima de los restos humanos infectados.

- Si se produce una fuga de fluidos que contamina el área, limpia con desinfectantes intensos que eliminen una amplia gama de virus y gérmenes. El equipo reutilizable también debe desinfectarse.

- El cuerpo infectado debe ser incinerado o colocado en un ataúd con un sello hermético protegido contra la fuga de microorganismos. En el lugar de la muerte, el cuerpo infectado debe envolverse en un sudario plástico para luego colocarse inmediatamente en dos bolsas de plástico a prueba de fugas antes de ser transportado a la morgue.

- El entierro debe ser rápido y seguro por lo que es imprescindible tomar medidas eficaces de control de infecciones y esterilización. El cuerpo previamente embolsado se coloca en el ataúd sellado. No se requiere equipo de protección para manipular los restos incinerados o que han sido colocados en el ataúd cerrado herméticamente.

- El traslado del cuerpo infectado hacia la funeraria y/o cementerio debe coordinarse con las autoridades estatales y locales pertinentes.

 

Recuerda notificar a las autoridades si has tenido contacto directo con fluidos corporales o sangre de una persona enferma con Ébola. La prevención es la mejor herramienta que tienes para evitar cualquier contagio de este virus que poco a poco se expande en todo los países del mundo.

FUENTES:

OMS
Centers for Disease Control and Prevention