Destacados


Las Mejores y Peores Propagandas Funerarias



Videos de Humor Funerario

 

 

El 80% de los servicios funerarios mexicanos son irregulares


Este alarmante dato surge de un informe del Consejo Mexicano de Empresas de Servicios Funerarios en el que 170 empresas funerarias denunciaron la realidad del sector.

Denuncias sobre los servicios funerarios mexicanos

De acuerdo a la denuncia del Consejo Mexicano de Empresas de Servicios Funerarios, el 80% de las empresas funerarias no cuentan con medidas de seguridad e higiene mínimas que son obligatorias para ejercer en este sector. De las casi 3 mil empresas que brindan servicios funerarios sólo el 20%, es decir, 600 de ellas cumplen con todos los requisitos legales de México mientras que un 50% opera en la clandestinidad y un 30% cuenta con tan sólo algunos de los permisos requeridos para ejercer esta actividad.

Sin embargo, esto no es todo. Las 170 empresas que conforman este Consejo, también denuncian la reutilización de ataúdes, el manejo inadecuado de los cuerpos, sobreprecios, el traslado riesgoso del cuerpo hacia el cementerio debido al estado de las carrozas y métodos incorrectos en la cremación del cadáver ya que utilizan para ello hornos comunes en donde no se sabe con precisión si se está dando al doliente las cenizas de su ser querido.

De acuerdo al Consejo Mexicano de Empresas de Servicios Funerarios y al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el mercado funerario ha logrado alcanzar la suma de 8 mil millones de pesos, de los cuales el 40%, es decir, 3.200 millones de pesos son manejados por agencias que carecen de permisos para ejercer esta actividad.

Propuesta de las funerarias mexicanas

Esta denuncia fue presentada a la Secretaría de Salud con el objetivo de que el sector logre una mayor profesionalización que brinde impulso a la industria funeraria nacional siguiendo prácticas funerarias acordes a lo establecido por las leyes que regulan al sector. También este Consejo Mexicano desea actualizar la normativa vigente que data del 2007 estimulando la regularización de las empresas funerarias para que brinden un servicio de calidad con personal calificado para ello.

En este sentido, las funerarias mexicanas deben cumplir con las normas de sanidad del país que sigue a los estándares internacionales para así asegurar un correcto tratamiento del cuerpo sin perjudicar el medio ambiente y la salud de la población y sus trabajadores. Para ello se desea crear un padrón de registro de agencias funerarias en el que se ratifiquen sus permisos e instalaciones para brindar este servicio mientras que también se propuso crear un programa de verificación de carrozas fúnebres para corroborar su estado para el traslado de los cuerpos.