Destacados


Las Mejores y Peores Propagandas Funerarias



Videos de Humor Funerario

 

 

Nace la primera empresa española que congela cadáveres


¿Te imaginas congelar el cuerpo humano para revivirlo muchos años después? Ese es el objetivo de la empresa española IECRION.

¿Qué es la crionización?

La criónica es una práctica funeraria basada en la conservación de los cuerpos humanos a baja temperatura. 

De esta manera, con el uso de temperaturas frías, se preservan los cuerpos por décadas o siglos con el objetivo de su sanación y resucitación en el futuro mediante el uso de tecnologías vinculadas al avance médico. Este procedimiento sólo es posible cuando el fallecimiento se produce por muerte natural o por enfermedad y comienza unos minutos después de haberse producido el paro cardíaco. La compañía de criopreservación inyecta al cadáver una multiplicidad de productos químicos que buscarán reducir la coagulación de la sangre y el daño al cerebro.

Por otro lado, emplearán crioprotectores que evitan la formación de hielo durante la criopreservación mientras que se bombea vapor de nitrógeno líquido manteniendo al cuerpo en una temperatura de hasta 120ºC bajo cero. Para estos científicos, las estructuras cerebrales responsables de la memoria y la personalidad permanecerían intactas aún después de la muerte legal ya que no requieren de una actividad cerebral continua para sobrevivir.


¿Qué es el Instituto Europeo de Criopreservación?

Actualmente, Estados Unidos y Rusia ya cuentan con cerca de 1.200 personas criopreservadas desde sus inicios en la década de los 60.

De acuerdo a su sitio web, el Instituto Europeo de Criopreservación es una empresa privada de España interesada en la Criónica como una ciencia experimental que permitirá en un futuro cercano brindar soluciones de vida acercándonos al sueño de la vida eterna. En este sentido, definen tres objetivos. Por un lado, la creación de centros de criopreservación. En segundo lugar, la conservación y custodia de cadáveres. Por último, la investigación de nuevas técnicas de criopreservación en el marco de las leyes del país.

De esta manera, la empresa asegura que este procedimiento médico que aún está en una fase experimental permite reanimar a los cadáveres permaneciendo intacta su memoria e identidad. Sin embargo, su interés no sólo se centra en los cuerpos humanos sino que también está interesada en desarrollar centros de criopreservación de animales, células madres, cordones umbilicales y servicios funerarios siguiendo para ello las consideraciones establecidas en la legislación de la Policía Mortuoria de España.


El primer cliente de Europa que congelará su cadáver

Francisco Roldán es el socio fundador del Instituto Europeo de Criopreservación y se ha convertido en el primer europeo en pedir legalmente que su cuerpo sea criopreservado.

Este ciudadano español ha presentado por escrito una solicitud en el Registro Autonómico de Voluntades Anticipadas de Málaga para que, en caso de muerte o enfermedad que le prive de sus facultades psicofísicas, pueda ser atendido por un equipo médico especializado en criopreservación. En caso de que esta solicitud sea rechazada, la empresa está dispuesta a establecer una batalla legal que trasladaría esta solicitud a la Comisión Europea.

Con una inversión de 50 millones para poner en marcha el proyecto, la empresa está negociando alianzas comerciales con aseguradoras que permitan a los clientes de la empresa financiar este servicio ya que su precio puede rondar los 200.000 euros dependiendo de la edad de la persona fallecida. Con más de mil cuerpos criopreservados en Estados Unidos y cerca de dos mil personas que ya han expresado su deseo de ser conservados cuando mueran, ¿cómo detener en Europa a esta ciencia experimental que promete cumplir el mayor deseo humano: la vida eterna?