Destacados


Las Mejores y Peores Propagandas Funerarias



Videos de Humor Funerario

 

 

Taiwán quiere evitar la contaminación originada por funerales chinos


Taiwán adopta nuevas iniciativas para que los familiares de los difuntos no contaminen el medio ambiente.

El gobierno busca mermar la contaminación de funerales chinos

Taiwán ha decidido cuidar el medio ambiente y para ello ha diseñado un sitio web, cuyo nombre aún no se ha dado a conocer, que permite expresar el dolor por la muerte de los seres queridos sin tener que contaminar nuestra ecología debido a la tradicional quema de papeles y demás ceremonias tradicionales de este milenario lugar.

Este sitio web busca fomentar los funerales ecológicos y ha encontrado una excelente recepción en el gobierno que desea reemplazar progresivamente las tradicionales rituales funerarios en los que son colgados bandas de tela que contienen pésames o frases de dolor. ¿Cómo hará esto? Muy sencillo. El sitio web ofrecerá una multiplicidad de frases y textos que los dolientes pueden elegir para luego mostrarse mediante un proyector durante el velatorio. De esta manera, se dejarían de realizar tradicionales ceremonias que poseían un fuerte impacto sobre el medio ambiente.

Este sitio web no es el primero

Esta combinación de tradición, ecología y modernismo desea disminuir las emisiones de dióxido de carbono procedentes de la quema de esas telas en los funerales. Lejos de resultar un fracaso, en Taipei ya se había puesto en funcionamiento una iniciativa similar que lleva ya varios meses y donde el 54% de los entierros adoptaron esta modalidad digital.

Costumbres milenarias en los funerales chinos

Las milenarias tradiciones funerarias chinas indican que los seres queridos de los familiares fallecidos deben quemar papel y figuras de objetos hechos de cartón, piedra y plásticos para transferirlas a los seres queridos en el otro mundo. De esta manera, le envían abundancia y riqueza al más allá para que sus difuntos puedan vivir como lo merecen. Además los comercios suelen quemar estos papeles en fechas especiales para augurar buena suerte en los negocios produciendo aún más daños sobre la ecología. Una tradición que el propio gobierno chino parece querer darle fin en búsqueda de cuidar el medio ambiente con nuevas alternativas ecológicas.