Destacados


Las Mejores y Peores Propagandas Funerarias



Videos de Humor Funerario

 

 

Ataúdes refrigerados para la conservación del cuerpo


CEABIS, empresa italiana especializada en artículos y equipamiento funerario, revoluciona al mercado con los ataúdes refrigerados que permiten conservar el cuerpo del fallecido durante varios días.

Principales modelos de los ataúdes refrigerados

Pensando en la conservación de los cadáveres durante el velatorio para limitar los riesgos higiénicos y sanitarios, la empresa CEABIS ha lanzado al mercado sistemas de refrigeración que se adaptan a cada ataúd. Con un sistema de ventilación de aire frío que recorre todo el féretro, la compañía ofrece diversos modelos cuyas características te mencionamos a continuación.

Características del Modelo Turboair

Se trata de un sistema de ventilado y control de la temperatura a través de una placa de aire que permite conservar el cadáver y garantizar el acceso al mismo con el féretro completamente abierto. En el interior del féretro se genera un flujo de aire refrigerado que envuelve a todo el cadáver y que puede alcanzar temperaturas bajo cero, incluso en condiciones climáticas desfavorables producidas por las altas temperatura y humedad. Su peso es de 38 kg mientras que el del transportador es de 7,5 kg.

Características del Modelo Ibernsalm Airy "Image"

Este producto fue diseñado para conservar los cadáveres colocados en el féretro durante el periodo de velatorio produciendo un aire frío que se distribuye en el interior del ataúd por medio de dos fundas de tela y, en condiciones climáticas desfavorables, puede acompañarse por una tapa transparente suplementaria que permite alcanzar temperaturas aún más bajas.

El Ibernsalm Airy Image está constituido por una carrocería en poliuretano expandido de alta densidad. La parte interior que corresponde al evaporador está revestida con material aislante que impide la formación de condensación y la instalación está constituida por un sistema de refrigeración ventilado con unidad motocondensante dotada de un compresor de adecuada potencia para garantizar la conservación del cadáver con el féretro abierto.

Además posee un timer que activa las fases de descongelación con una media de cada 4-5 horas de funcionamiento y por un periodo de alrededor de 12-15 minutos, durante el cual la instalación se detiene y entra en función una resistencia eléctrica situada en el interior del tanque de recogida.

Características del Modelo Static Ibernsalm

Este producto puede ser utilizado en todo tipo de féretro de una anchura exterior mínima de 160 cm. a un máximo de 210 cm. Este modelo es una pieza única por lo que resulta de fácil traslado por dos personas y posee un sistema de refrigeración estática con evaporador a lo largo del perímetro del féretro.

El Ibernsalm está constituido por una carrocería en poliuretano expandido de alta densidad mientras que la parte interior que corresponde al evaporador está revestida con material aislante que impide la formación de condensación. Por otro lado, la parte superior está dotada de una tapa en metacrilato transparente para la visión del cadáver y dotado de especiales recursos técnicos anticondensación.

Para su utilización se requiere colocar la unidad motocondensante al lado de los pies del difunto contando con ventanillas de aireación a lo largo del perímetro del aparato. Su peso es de 55 Kg. y alcanza una temperatura mínima de -5/-8 °C.

Características del Modelo Ibervision

Este modelo está fabricado en un armazón de perfiles de acero que contiene la unidad frigorífica recubierta. El bloque principal está anclado a una base de aluminio con ruedas mediante una columna central de aluminio regulable en altura.

El núcleo del aparato se compone de un sistema de refrigeración ventilada con unidad motocondensadora, acompañada de un compresor. Además el evaporador dispone de un ventilador especial que favorece la distribución del aire frío por todo el cuerpo mientras que su funcionamiento es controlado por un programa estándar que, mediante un temporizador ya regulado, activa las fases de descongelación, cada 4 ó 5 horas por término medio y en periodos de entre 12 y 15 minutos.

Este modelo alcanza temperaturas de entre -5 y -8 º C con el ataúd abierto permitiendo una visión casi completa del cadáver gracias a la estructura vertical de la máquina que reduce al mínimo las dimensiones en la parte superior del féretro. Además posee un sistema de elevación que facilita la adaptación del aparato a aquellos ataúdes que poseen una altura de entre 75 y 95 cm.