Destacados


Las Mejores y Peores Propagandas Funerarias



Videos de Humor Funerario

 

 

Conservación del ADN del ser querido fallecido


Ya es posible conservar el ADN de un familiar difuntoYa es posible conservar el ADN de un familiar difunto

El ADN posee toda la información sobre cómo somos, desde nuestros rasgos físicos hasta psíquicos.  Inclusive el ADN contiene las enfermedades y factores de riesgos que heredamos...

Conservación del ADN, un nuevo servicio del mercado funerario

Sin embargo, cuando un ser querido fallece y se realiza su crematorio se pierde toda la información genética que él poseía no sólo sobre las causas genéticas de su muerte sino también la posibilidad de identificar las alteraciones que permitirían a los descendientes de la persona fallecida descartar o confirmar la posible herencia de enfermedades.

La conservación del ADN pone fin a estas limitaciones ofreciendo uno de los últimos avances en el mercado funerario que tuvo su origen en Estados Unidos pero que ya se ha expandido en diversos países, especialmente europeos. Barcelona ha sido el primer depósito de tejidos de personas fallecidas de Europa luego de un acuerdo firmado entre las empresas Servicios Funerarios de Barcelona y Applus+. De esta manera, los familiares del difundo pueden extraer, antes de su entierro o cremación, una muestra de tejido muscular del ser querido fallecido para poder preservar su información genética. Estas muestras se colocan en las tarjetas con un recubrimiento especial y se almacenan en una cámara acorazada de un banco de ADN privado.

La cremación es la opción cada vez más elegida por los familiares cuando un ser querido muere. Sin embargo, con esta incineración los familiares pierden los diversos beneficios que los análisis genéticos implican para sus descendientes. Por eso, en los servicios funerarios comenzaron a incluir los servicios de conservación de ADN del fallecido ofreciendo a los familiares la oportunidad de mantener bajo su resguardo el ADN extraído al difunto a través de una muestra biológica. Se trata de una actividad que es realizada por la empresa funeraria en convenio con un laboratorio genético que tomará y conservará las muestras para que estén al servicio de los familiares para cuando lo deseen.

Los beneficios de la conservación del ADN

Este nuevo servicio permite así evitar que en el proceso de incineración se pierda toda la información genética del difunto poniendo a su disposición la posibilidad de estudiar posibles enfermedades hereditarias, realizar pruebas genéticas para determinar la filiación biológica o bien aplicarlos en litigios en los que se reclame parte del patrimonio del difunto.

Se trata de un novedoso servicio en el que la confidencialidad será la clave que distinga a la funeraria y al laboratorio ya que sólo la persona que figura registrada como solicitante o descendiente autorizado será quien pueda acceder a esta información. En tanto el tiempo de almacenamiento de este ADN es muy prolongado e inclusive indeterminado ya que si se lo conserva en un lugar con las condiciones adecuadas puede permanecer intacto durante largos años.

Conservación de ADN, el mercado funerario al servicio de la salud

La conservación del ADN es un innovador servicio que permite a las empresas funerarias ofrecer un servicio con un gran valor agregado y de utilidad para los familiares del fallecido no sólo a nivel médico sino también legal. Se trata de un nuevo mercado que se abre para las empresas funerarias en cooperación con laboratorios genéticos de alta calidad para brindar un servicio exclusivo e innovador. Lejos de las funerarias que inicialmente surgieron como empresas familiares con servicios tradicionales de entierro y cremación, el sector funerario surge hoy como un mercado dinámico y en constante crecimiento que deja atrás las estructuras tradicionales para generar convenios con otros sectores a fin de ofrecer un servicio integral y de amplia variedad a sus clientes.