Destacados


Las Mejores y Peores Propagandas Funerarias



Videos de Humor Funerario

 

 

LivesOn, una aplicación para twittear después de morir


Si eres un adicto a las redes sociales, Lives On te permitirá twittear mensajes aún luego de tu muerte.

Servicio de LivesOn para difuntos

Este asombroso servicio tiene tan sólo unos meses en el mercado pero ya cuenta con más de 10 mil usuarios que están interesados en abrir una cuenta. Con más de 500 millones de usuarios, Twitter se ha convertido en una de las principales redes sociales utilizadas en la actualidad para compartir en la web pequeños momentos de la vida cotidiana. Por eso esta empresa te invita a mantener activa tu cuenta de Twitter aún cuando ya no estés vivo.

El lema de esta red social es claro: “Cuando tu corazón deje de latir, seguirás twitteando” por lo que bajo un procedimiento de registro sencillo las personas suscritas en esta aplicación deben asignar a un administrador de su cuenta que decidirá si este perfil se mantiene activo o se suspende luego de la muerte de su usuario. De esta manera, habrá un responsable del testamento virtual del difunto quien determinará hasta cuando se podrán ejecutar estos mensajes de 140 caracteres.

Registro en LivesOn

Para que esta publicación sea posible es necesario que la persona ingrese a LivesOn y registre allí su cuenta de correo electrónico asociada a Twitter para que esta aplicación, utilizando algoritmos de inteligencia artificial, analice su forma de escritura, gustos, temas de interés, etc. En este registro también será necesario asignar a un administrador, amigo o familiar, encargado de mantener esta cuenta activa cuando el usuario haya fallecido.

En caso de que el responsable del testamento virtual decida mantener esta cuenta abierta, se publicarán contenidos en nombre del difunto analizando para ello el historial de mensajes publicados por el mismo durante su vida en la red social Twitter. De esta manera, se diseñan contenidos similares a los que esta persona habría publicado manteniendo intacta su presencia en la web incluyendo mensajes y artículos de interés para él o ella.

DeadSocial, el antecedente de LivesOn

Sin embargo, LivesOn no es el único servicio en este rubro. DeadSocial, creada en 2011, permite crear y programar una serie de mensajes que sólo se publicarán en nuestras redes sociales, ya sea Twitter, Facebook o LinkedIn, una vez que la persona ha muerto permitiéndole dar su último adiós de una manera personal y única a quienes compartieron con él tantos años en las redes, incluyendo en ellos vídeos, imágenes y textos.

Este servicio gratuito es consciente de la zona horaria por lo que se pueden programar los mensajes de acuerdo a la preferencia horaria que el usuario desee dejando su legado digital listo para distribuirse una vez que ya no esté aquí. Para ello se requiere de la asignación de uno o más administradores que confirmen que la persona ha fallecido. En caso de que la fecha de los mensajes haya sido superada y los administradores no hayan confirmado esta muerte, los contenidos no serán enviados permaneciendo guardados hasta la activación de la cuenta por parte de un administrador.