Destacados


Las Mejores y Peores Propagandas Funerarias



Videos de Humor Funerario

 

 

Modernos Ataúdes Ecológicos de Cartón Reciclado


Lentamente el mercado funerario comienza a ofrecer una respuesta a esta inquietud ofreciendo ataúdes biodegradables que pueden ser utilizados en el marco de un entierro absolutamente natural.

En este artículo le informaremos sobre las características de cada tipo de ataúd y su impacto en el medio ambiente.

 

ATAÚDES TRADICIONALES

Los ataúdes tradicionales realizados en madera siguen siendo una de las opciones más populares en la industria funeraria.

 

Desde la madera y los metales utilizados para fabricar los ataúdes hasta los componentes tóxicos emitidos por el barniz y el embalsamamiento hacen a este proceso sumamente contaminante. De acuerdo al Non-profit Center for Natural Burial, 10 hectáreas de cementerio contienen 20 mil toneladas de hormigón y la madera suficiente para construir más de 40 viviendas. Estos ataúdes están fabricados en una amplia variedad de maderas obtenidas de árboles tropicales como el roble, caoba, cerezo, arce, etc. brindando un acabado satinado debido al uso del barniz y un posterior pulido. En la construcción de un ataúd convencional se requiere de un árbol completo mientras que la madera más empleada para su elaboración es la caoba, un árbol que tarda aproximadamente cincuenta años en crecer. La tala de árboles llega a los 7,3 millones de metros por año destinando cada ataúd un período mínimo de siete años para descomponerse dependiendo del clima, el grado de humedad y la temperatura. 

 

Por otro lado, las manijas, la placa de identificación así como los revestimientos interiores están realizados en materiales plásticos siendo los causantes de la emisión de dioxinas y monóxido de carbono a la atmósfera. Tampoco se debe olvidar el terciopelo y material de crepe que complementan el aspecto general de cada ataúd generando un efecto aún más nocivo junto a los productos químicos utilizados en el embalsamamiento que pueden filtrarse en el suelo y en las aguas subterráneas de la comunidad donde se encuentra el cementerio. 

 

ATAÚDES BIODEGRADABLES

Estos ataúdes pueden estar hechos de cartón reciclado, bambú, sauce, entre otros.

 

Entre los ataúdes biodegradables, el de cartón reciclado es el que mayor recepción ha tenido en América Latina. Este producto es realizado 70% de cartón reciclado y 30% de celulosa por lo que usted puede solicitar la decoración o escritura del ataúd con palabras o dibujos significativos para el difunto y sus familiares. Este féretro realizado íntegramente con componentes biodegradables posee amplias ventajas económicas y ambientales. Por un lado, poseen un precio más accesible que los ataúdes fabricados en madera tradicional no sólo debido a los materiales empleados sino también a las facilidades de traslado y depósito. Se trata de un producto que se transporta desarmado y que no requiere de herramientas ni personal especializado para su posterior ensamblaje. 

 

Por otro lado, este cartón se descompone rápidamente de manera natural generando un bajo impacto en el medio ambiente y requiriendo la mitad de tiempo y gas para obtener las mismas cenizas que los ataúdes tradicionales. No es sometido a un tratamiento de barniz, no posee sintéticos tóxicos ni accesorios metálicos. Además disminuye el impacto ambiental mediante la reducción del número de árboles que deben ser talados para su fabricación. Según la compañía española RestGreen, fabricante de estos ataúdes ecológicos, por cada árbol empleado en la elaboración de un ataúd convencional se pueden realizar cien ataúdes de cartón. Sin embargo, estos féretros no son aceptados en todos los cementerios por lo que antes de seleccionar un ataúd biodegradable le recomendamos consultar con el camposanto donde desea que reposen los restos de su ser querido o bien encontrar un espacio de descanso alternativo como los cementerios verdes.

 

Cabe resaltar que estos ataúdes ecológicos también se utilizan para la cremación con grandes ventajas, como por ejemplo:  

  • Rapidez en el encendido y en el aumento de temperatura 
  • Produce cenizas más puras y en menor volumen
  • No genera humo contaminante al medio ambiente
  • El tiempo de cremación con estos ataúdes ecológicos es más corto.

 

Con clientes cada vez más preocupados por proteger el medio ambiente, el mercado funerario ha logrado ofrecer productos biodegradables para satisfacer las demandas de quienes desean disminuir notablemente su impacto ecológico aún después de la muerte. Sólo queda que con el paso de los años estos productos amigables con la naturaleza adquieran una mayor popularidad en la sociedad.