Destacados


Las Mejores y Peores Propagandas Funerarias



Videos de Humor Funerario

 

 

Promessa: Un tratamiento de cadáveres alternativo


Promessa Organic SA es una empresa sueca que ofrece una nueva alternativa de tratamiento de cadáveres. A continuación te contamos todo lo que debes saber de este nuevo servicio que busca conservar el cuerpo en forma orgánica después de la muerte.

Método de tratamiento del cadáver

Con una perspectiva de entierro ecológico, la empresa sueca Promessa emplea un método sencillo pero no violento que combina diversas tecnologías que preparan al cuerpo para un proceso de descomposición biológico natural. Para ello el cuerpo no es conservado mediante la utilización de formol sino que sigue el siguiente tratamiento para ser devuelto de una manera armónica al ecosistema. En primer lugar, se elimina el 70 % de agua que contiene un cuerpo de tamaño normal. Esto se realiza a través de  un proceso totalmente cerrado e individual en el que el cuerpo es congelado durante una semana y media a 18 grados bajo cero.

Cuando se finaliza este período de tiempo, se lo sumerge en nitrógeno para que se creen las condiciones para la separación del agua. De esta manera, el cuerpo se vuelve muy frágil y se lo convierte en polvo orgánico a través de una corta vibración. Este polvo finalmente es colocado una vez más en la cámara al vacío donde el agua restante se evapora. Posteriormente, el polvo seco se lleva a un separador de metales donde se eliminan eventuales metales y mercurio que pueden estar presentes en el cuerpo.

El entierro ecológico del cadáver

Finalmente, los restos de la persona fallecida ya están listos para ser colocados en un ataúd fabricado en maicena sin urgir el entierro ya que este polvo orgánico no se deteriora ni presenta problemas higiénicos si se lo conserva en condiciones secas. Este ataúd será enterrado sólo superficialmente ya que en las capas superiores de la tierra se encuentra el oxígeno y los microorganismos que permiten un proceso de descomposición natural.

Se estima que en un período de 6 a 12 meses el ataúd se convierte en tierra reduciendo el impacto del entierro en nuestros recursos naturales como el agua, el aire y la tierra. Este tipo de tratamiento del cuerpo permite la conservación del medio ambiente mediante la eliminación del mercurio y gases que afectan a la atmósfera mientras que la utilización de nitrógeno líquido reduce el efecto invernadero que aumenta con el uso de combustibles fósiles.

Por otro lado, los familiares pueden optar por plantar un árbol junto con el ataúd ya que la tierra que se forma se integra a la planta colaborando en un mayor respeto por el ecosistema. En caso de que no deseen enterrar los restos de su ser querido, este polvo puede ser conservado en una urna.

La utilización del nitrógeno

El nitrógeno forma parte del aire que respiramos: más del 78%  del aire es nitrógeno mientras que el resto es oxígeno, argón, dióxido de carbono, otros gases y agua. El gas nitrógeno se produce mediante separación y tiene una temperatura de 196 grados bajo cero por lo que suele emplearse en los sectores metalúrgicos y de alimentos.

Para la generación de este líquido incoloro e inodoro, se realiza la separación de aire a través de la destilación purificando al aire del agua y partículas, refrigerándolo y comprimiéndolo en varias etapas. Una vez que se ha realizado este procedimiento, se lo lleva a una columna de destilación donde se separa el gas nitrógeno para colocarlo en un intercambiador para la obtención de una forma líquida.